La Heroína Hispana que Necesitábamos

By Caitlin Shannon and Kassel Franco Garibay

Emma González. La están comparando con Juana de Arco. ¿Juana de Arco? Hermano, perdóname pero ella no viene de ninguna línea similar a Juana de Arco. El camino en el que González camina se forjó por otras latinas en sus países y en la diáspora. Julia de Burgos, Dolores Huerta, Las Mariposas, Sylvia Rivera y Gloria Anzaldúa. González sigue los pasos de estas mujeres y trae todas sus identidades a su lucha.

González está navegando aguas inhóspitas, rechazando las posturas políticas que los cubanos en los Estados Unidos han sostenido históricamente y escribiendo su propia historia. Ella rechaza los ejemplos conservativos que Florida ha visto en los últimos años **cough cough Marco Rubio cough cough Ted Cruz** González es la cara pública del cambio entre los primeros inmigrantes cubanos y todas las generaciones que les siguieron, un cambio que ha estado pasando en comunidades cubano-americanos desde hace mucho tiempo pero que ahora se está desarrollando en el escenario nacional. González rechaza el miedo que muchos cubano-americanos tienen de las políticas liberales. González rechaza la división que los inmigrantes cubanos de mayor edad hacen entre ellos y el resto de la comunidad latina en los Estados Unidos. González rechaza los roles de género que están arraigados en la cultura de los Estados Unidos, especialmente en la población latina. González rechaza la expectación que mujeres latinas “calladitas se ven más bonitas” y todo esto viene de las valientes mujeres latinas que came before her.  

En una época donde finalmente estamos viendo latinas realistas en la televisión, desde Jane en Jane the Virgin a Elena en One Day at a Time, González ha tomado el batón como el ícono LGBT latino que todos necesitábamos. Es vital entender la importancia sin precedentes de esta situación: una estudiante LGBT latina de preparatoria se ha convertido en el modelo a seguir de no solo las personas que se identifican con ella, pero de toda una generación. Esta joven es la voz de todo un movimiento y es la inspiración para todas las personas que están convencidas de que enough es enough. No solo ayudó a planear la protesta estudiantil más grande en la historia de Estados Unidos, pero González ha roto todos los estereotipos y abierto el camino para la siguiente generación de activistas valientes, motivadas y elocuentes.

FINALLY tenemos otra opción que no es Sofía Vergara o Dora la Exploradora. Finalmente, todo el mundo está hablando de una latina y no con connotaciones sexuales o discriminatorias. La conversación acerca de diversidad e inclusión en este país parece estar cambiando para bien por primera vez, y el ejemplo de González será la piedra angular de un movimiento que, con suerte, irá más allá de las líneas divisorias de idioma, género, edad, estatus legal, étc.

En una sociedad donde las mujeres, especialmente las mujeres latinas, son representadas como seres débiles, las imágenes que vemos de González son tan poderosos y importantes como la manera en que ella usa su voz. No la vemos sonriente, no la vemos en posiciones subversivas; la vemos seria, la vemos enojada, la vemos llorando y la vemos gritando. Su mirada nos recuerda a los autorretratos de otra latina bisexual. Y a las personas que le dicen,“mira que si te quise, fue por el pelo, ahora que estás pelona ya no te quiero,” Emma González les contesta “we call BS.”

Caitlin Shannon is a junior Spanish and Music double major with an English minor. Kassel is a sophomore Women & Gender Studies and International Relations double major.

Image courtesy of Teen Vogue Magazine.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s